Higiene Facial

Una meticulosa limpieza de la piel que se inicia con un drenaje linfático desintoxicante y, a continuación, toda una serie de cuidados no agresivos pero sí eficaces, con los productos orgánicos de phyts y la última tecnología. La terapeuta, con manos expertas que no dejan marcas, encadena sus cuidados durante una sesión de 30 minutos y que comprende preparación, extracción, exfoliación, apaciguamiento de la rojez y un masaje profundo final, alisador y reafirmante. Los resultados son inmediatos y la piel aparece fresca, oxigenada e iluminada.