Mesoterapia Facial y corporal

¿Qué es la mesoterapia?

La mesoterapia es una técnica médico-estética que consiste en la infiltración intradérmica de un cóctel de vitaminas, aminoácidos, minerales y antioxidantes. Se realizan pequeñas inyecciones en aquellas zonas del cuerpo donde se suele acumular la grasa rebelde, que es la más difícil de eliminar. Se puede aplicar en piernas, glúteos, muslos, abdomen, pecho, brazos y cara (conocida como mesoterapia facial). 

Este tratamiento ayuda a disolver la grasa localizada y a expulsarla a través de la orina con gran eficacia. Esto permite eliminar la celulitis y prevenir su aparición. Además, favorece la pérdida de peso y trata la piel aportando luminosidad e hidratación.

La mesoterapia facial permite eliminar el acné, las cicatrices y las arrugas; y mejora visiblemente el aspecto de la piel.

¿Quién puede recibir el tratamiento?

Este tratamiento se puede realizar a personas de distintas edades. Por un lado, podemos tratar a pacientes muy jóvenes que quieran prevenir la aparición de líneas de expresión o aportar luminosidad a la piel. En este caso, las inyecciones de vitaminas hacen rejuvenecer las células y estimulan la producción de colágeno y elastina.
Se realiza una sesión cada 6 meses o anualmente. Por otro lado, sirve para tratar a pacientes más mayores que necesitan hidratar, mejorar calidad de la piel y corregir alguna línea de expresión.
En este caso, las sesiones son más seguidas: cada 15 días o mensualmente.

¿Qué farmacos se utilizan?

Los fármacos que se utilizan en la mesoterapia son:

  • Ácido hialurónico. En mesoterapia lo utilizamos no reticulado y nos ayuda a aportar hidratación y luz, nos permite realizar una técnica punto a punto dejando pápulas.

  • Vitaminas y Aminoácidos. Es un coctel que viene preparado desde el laboratorio en viales de 5 ml y por lo general tienen ácido hialurónico en diferentes concentraciones, vitaminas, minerales, aminoácidos y algunos también tienen coenzimas y ácidos nucleicos.

  • Silicio orgánico y DMAE. Por un lado, el silicio está presente en la síntesis de colágeno y elastina; es esencial para la formación de tejidos como huesos, cartílagos, piel y anejos cutáneos. Además, es un antioxidante, con lo que lucha contra los radicales libres y nos ayuda a mantener la flexibilidad y tersura de la piel, lo que permite prevenir la flacidez. Por otro lado, el DMAE (dimetilaminoetanol) actúa al incrementar la retención de agua en la dermis y al aumentar la síntesis de colágeno y de GAGs. Por eso, tiene una potente acción tensora y reafirmante ya que también ayuda a incrementar el tono muscular.

  • Vitamina C. También conocido como ácido ascórbico, es el antioxidante por excelencia, además de tener propiedades antirradicales libres y efectos antiinflamatorios, cumple un papel fundamental en la formación de colágeno. Aporta muchísima luminosidad, firmeza a la piel y ayuda a unificar el tono de la piel.

¿Quieres más información?

No dudes en contactarnos si deseas ampliar la información y saber qué tratamiento te recomendamos según tus necesidades.
Nuestra doctora te hará un estudio SIN NINGÚN COMPROMISO.

Abrir chat