Peeling químico

¿Qué es el peeling químico​?

Con este tratamiento conseguimos regenerar y reparar la piel. El peeling químico, también conocido como dermoabrasión, es el tratamiento estrella del otoño y del invierno (cuando la exposición al sol es menor). Nos ayuda a eliminar las manchas e imperfecciones y a aumentar la luminosidad de la piel, así como a unificar el tono cutáneo. Este tratamiento consiste en la aplicación de diferentes productos químicos, que elegiremos según tus necesidades. Con estos químicos conseguimos renovar las capas superficiales de la piel y exfoliarla.

Aunque cada paciente responde de diferente manera, por lo general, después del tratamiento es normal tener una sensación de picor o quemazón, pero en cuanto se neutraliza el ácido desaparece. Sentirás la piel tirante y puede que se enrojezca, e incluso se descame dependiendo de la profundidad del peeling, pero transcurridas unas horas estos síntomas desaparecerán y comenzarás a ver los resultados.

¿Para quién está indicado el tratamiento?

Este tratamiento no solo lo está indicado para la cara, en Belessa lo aplicamos en cualquier parte del cuerpo como, por ejemplo, en la espala para aquellas personas que sufran acné, en el escote, en las piernas o incluso en las manos, donde suelen aparecer manchas de todo tipo (melasmas, léntigos solares, queratosis…).

Es un tratamiento seguro, eficaz e indoloro. En Belessa nuestros expertos te explicarán los diferentes tipos de peeling que tenemos y te recomendaremos el más adecuado para ti según el problema que quieras tratar, ya que cada piel requiere un protocolo propio.

No dudes en contactarnos para más información. Te realizaremos un estudio personalizado SIN COMPROMISO.

Abrir chat